WordPress se lanzó en 2003. Desde entonces, se ha convertido en la herramienta para crear páginas web más usada del mundo.
Casi un 40 % de todas las páginas en Internet están diseñadas con WordPress y la plataforma acapara casi un 60 % del mercado de los gestores de contenido.
El dominio de esta aplicación no es casualidad. Por el contrario, es fruto de una serie de características desarrolladas conscientemente en su afán por democratizar la publicación de sitios web, como afirmó el cofundador de WordPress, Matt Mullenweg.

Es gratis y fácil de usar,
Seguramente esta sea la razón principal por la que es el gestor de contenidos más usado del mundo. Efectivamente, WordPress se puede descargar y utilizar sin pagar nada, por lo que el retorno de la inversión es inmediato. Pero, además, es muy intuitiva y, con unas pocas horas de práctica, cualquiera —sin necesidad de saber de programación— puede usarla, a diferencia de otros sistemas de perfil más técnico, como Drupal.

Se puede personalizar,

Otro motivo por el que WordPress ha ganado tanto prestigio es que es muy flexible y permite crear cualquier tipo de web que tengamos en mente, desde un blog sencillo o una página tipo «tarjeta de visita» hasta una tienda online o un portal institucional. De hecho, muchos de los sitios web más grandes del mundo, así como páginas de celebridades y grandes firmas, funcionan con WordPress: CNN, TED, BBC America, Vogue, Los Rolling Stones…

Gran parte de esta versatilidad se debe a la variedad de plugins que pueden añadirse para aportar más valor a la página web: al descargar WordPress, viene con un tema o plantilla por defecto, pero, si queremos cambiarlo, podemos instalar tantos complementos como nos apetezca para transformar el diseño y mejorar la funcionalidad.

Actualmente, hay casi 60 000 plugins disponibles de todo tipo, como filtros antispam, SEO, análisis estadístico, formularios, imágenes interactivas… La mayoría son gratis y se actualizan constantemente.

Te permite promocionarte fácilmente en las redes sociales,

as redes sociales son los portales de Internet que más usuarios congregan. Por eso, son los mejores medios para dar a conocer nuestras publicaciones y empezar una conversación en torno a nuestra marca.

En este sentido, podemos crear botones personalizados de Twitter, YouTube, Vimeo, GoogleMaps, Slideshare, SoundCloud, Flickr y otras redes para integrarlos en nuestra web y blog, de modo que los lectores puedan compartir nuestro contenido fácilmente y atraer a otros posibles clientes o usuarios hasta nuestra página principal.

También podemos añadir un feed a nuestra página web y automatizar las campañas en las redes: de hecho, la visibilidad en las redes sociales redunda en una mejora indirecta del posicionamiento web.